egoten

Aguinaldo

Posted in PALEO by egoten on septiembre 19, 2006

Hay una señora que hace el aseo en mi lugar de trabajo. Desconozco su nombre, aunque siempre la saludo y ella a mi. La conocí en el la sala de e-learning, digamos que en esos días la pillé utilizando el teléfono de la sala para llamar a su hijo enfermo. Al principio me molestó muchísimo esta situación. Odio a los aprovechadores, a los que se cuelan en las filas de los bancos, a los que se roban las toallas de los hoteles y el servicio del avión, a los que se llevan la comida que sobra en mi cumpleaños, a los que doblan en segunda fila, en fin … y a la señora la odié al principio porque no había pedido permiso hacer los llamados. Luego conocí mejor a la señora y era super respetuosa y muy buena persona… era de Chillán. La gente del sur tiene un feeling distinto.

El viernes antes de salir del trabajo, vísperas de fiestas patrias para ir precisando, se acercó a mi puesto haciendo el aseo y aproveché de saludarla y desearle felices fiestas. Conversando me contó que estaba muy feliz: había recibido un aguinaldo de 5 lucas y a juzgar por la forma en que brillaban sus ojos, se podría decir que para ELLA ERA UN VERDADERO TESORO. Aortunadamente su jefa le entregó el dinero, porque de no haber sido asi, la señora no hubiese visto las 5 lucas hasta la otra semana, para su desgracia, se le había quedado el carnet en casa, documento indispensable para recibir el anhelado billete cobrizo con la cara de la poetisa. El billete aquel tenía todo un destino que en cosa de minutos se fue develando a través de las felices palabras que brotaban felices de una boca con una dentadura apocalíptica. Durante el fin de semana la señora invertiría en un modesto negocio de venta de globos en la feria. A su vez, su hermana vendería longanizas de Chillán y su hijo vendería banderitas chilenas: una pyme esporádica y dieciochera… tiqui tiqui tí cara cara cá!!!
La verdad es que la historia me conmovió tanto, en verdad me emocioné mucho porque esta señora trabajadora tomó sus 5 luquitas para convertirlas en sustento y a diferencia del común de los mortales no se quejó por recibir esté regalo dieciochero. todos sequejan porque es muy poco o es mucho o porque ni siquiera le llegó. En esta última categoría me encontraba yo , la compañía no nos dió aguinaldo este año, pero eso fue hasta que la señora me contó su historia de esperanza. A veces el aguinaldo viene de otra forma. Este 18 mi aguinaldo fue la historia de esta señora ¡¡¡VIVA CHILE Y SU GENTE HERMOSA!!!
banderita chilena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: