egoten

Invitado

Posted in BIOLOGICO, ESPIRITUAL by egoten on junio 18, 2007

Llegó temprano y en silencio. Volvió a respirar aire puro, el aire puro de las faldas de la cordillera. Caminó y vio al costado derecho una enorme sala con amplias ventanas y pensó que estaba reservada para ocasiones importantes. Se encontró con él que lo había invitado, un viejo y poderoso amigo que trabajaba por su propia liberación. De a poco fueron llegando los demás invitados, dentro de los que reconoció 2 caras familiares, su buena memoria los conectó y supo quienes eran… pero habían más-caras familiares que su memoria no pudo conectar. Se sintió un poco viejo dentro de la experiencia que tanto había anhelado y se preguntaba por qué habían pasado tantos años para ingresar en esa energía. Las primeras palabras que escuchó en el ambiente de tranquilidad le resultaron gratas y conocidas, levitaban con paz en el gran salón que creyó no ocupable para el evento, era ese entonces un gran evento, una ocasión importante. Distraído miró el cielo y descubrió que las luces del techo estaban puestas de una forma intencional asemejando quizás algún grupo de estrellas. Mientras las recorría con la mirada, otro hombre se incorporó a la reunión para tocar el piano, le solicitaron al grupo escuchar con atención. Un pequeño zumbido comenzó a crecer en la sala hasta ocupar con fuerza el salón, maravillado creyó que el señor lo emitía frotando el piano, pero las casualidades comenzaron a bailar: un avión pasó y creó la vibración calurosa que parecía salir del instrumento; a lo lejos un niño con un xilófono adornaba la tarde con pueriles melodías que incomodaron al pianista. Éste, un poco, ofuscado preguntó si era un celular y se notó que no le gustaba lo imperfecto, pues aquello podía distraer su interpretación. Justo cuando terminaba de tocar la pieza, el avión volvió a pasar. Sonrío él, no el pianista, porque la melodía era fantástica y perfecta, sólo le faltaba un niño y un avión. HAY QUE INTEGRAR LA REALIDAD ESTA DANZANDO, se dio cuenta de eso porque lo vivió rato después con los movimientos que realizaron todos en conjunto al compás de la música que lo ayudaba, como las líneas de la carretera, a no perderse en la diminuta coreografía. Ahora siente que al mover su cuerpo lo viene a visitar una emoción y un pensamiento, todo al mismo tiempo. Y se quedan por un rato y luego se van. Piensa y siente algo agradable de sentir y de pensar… y luego se olvida al ver a un pájaro volar, a una mujer pasar.

Al finalizar el magno evento ya es tarde y hace frío. Siente que pasó una tarde alejado de la agresión del mundo. Lo invitan a participar y piensa que no puede ir porque tiene 2 tardes libres y porque hace frío, porque queda lejos, porque ahí no es integral, porque el pianista no escuchó la pieza que el escuchó, porque da miedo el trabajar en uno mismo y por la libertad. Sabe que lo pueden ayudar y le gustaría aprender más movimientos porque le da el status de trabajador espiritual. Entonces se le disipan las ganas de volver a ser niño y de familia pudiente para entrar al Etevian. Sabe que su lugar es El Lugar, que nadie más lo ha podido ocupar.

… y después de todo ¿será posible un viernes…. un sábado quizás?

gracias Dani-el

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: